FUAD CHAHIN “HOY DÍA CHILE NOS URGE, NOS DEMANDA, NOS INTERPELA Y TENEMOS QUE SER CAPACES DE RESPONDER CON SOLUCIONES Y ACUERDOS QUE NOS PERMITAN SALIR DEFINITIVAMENTE DE LA SITUACIÓN CRÍTICA”.

Por llamado presidencial a un acuerdo por la paz, la justicia y nueva Constitución:

“un primer gran paso fue el acuerdo de toda la oposición y desde ese acuerdo tenemos que conversar también con los partidos de Chile Vamos” señaló el Presidente Nacional de la DC.

Trabajar intensamente durante las próximas 24 horas para lograr acuerdos y soluciones fue la respuesta de la Democracia Cristiana al llamado a un acuerdo por la paz, la justicia y nueva Constitución del Presidente de la República, Sebastián Piñera.

"Se acabó el tiempo y la Democracia Cristiana va a trabajar intensamente para poder lograr un acuerdo en las próximas 24 horas. Todos tenemos que poner de nuestra parte y ceder en algo, porque lo relevante es que logremos las mayorías que permitan alcanzar el acuerdo para una nueva Constitución Política (…)  Demostrarle al país que desde la política podemos responder con soluciones las inquietudes que se han expresado en las manifestaciones”, señaló el presidente de la Democracia Cristiana, Fuad Chahin.

El líder de la DC junto al Jefe de Bancada DC, Gabriel Ascencio, el Presidente de la Comisión Constitución de la Cámara, Matías Walker, la Presidenta de la Comisión de Gobierno e Interior, Joanna Pérez y los abogados constitucionalistas de la comisión del partido se refirieron a la opción de la Democracia Cristiana por una Asamblea Constituyente como mecanismo para la elaboración de una nueva constitución.

“Hoy día Chile nos urge, Chile nos demanda, Chile nos interpela y tenemos que ser capaces de responderle soluciones y acuerdos que nos permitan salir definitivamente de la situación crítica que ya no da para más en nuestro país (…) El acuerdo que planteo el Presidente de la República es más bien una declaración de intenciones, no tiene contenido y lo que nosotros queremos es darle contenido. Creo que un primer gran paso fue el acuerdo de toda la oposición y desde ese acuerdo tenemos que conversar también con los partidos de Chile Vamos, porque se necesita el respaldo de Chile vamos o parte de Chile Vamos, para gatillar el proceso constituyente y también con el ejecutivo y eso es lo que vamos hacer durante las próximas horas para que en definitiva tenga contenido este acuerdo y seamos capaces de iniciar esta misma semana el proceso constituyente que nos permita construir a partir de ahí una viga maestra para un plan de salida a la crisis”.

En esa misma línea el Diputado, Gabriel Ascencio agregó que en materia Constitucional “estamos dispuestos para avanzar en tener una nueva Constitución donde los chilenos sean actores principales; no nosotros, no el Gobierno, la gente que está en la calle, la gente común y corriente; que ellos sean los actores principales en la construcción de una nueva constitución, desde esa perspectiva claro que le tomamos y recogemos el guante al Gobierno.

Agregando “ Acuerdo por la justicia, claro que acuerdo por la justicia, fundamentalmente por la justicia social y en materia de acuerdo por la justicia social lo que nosotros necesitamos urgente es resolver los problemas sociales que los chilenos nos demanda y ahí nosotros queremos una vez que el Gobierno nos diga cómo vamos a resolver el problema de un mal acuerdo tributario, como vamos a resolver el tema de un mal acuerdo en materia de presupuesto, como vamos a resolver el tema del acuerdo en pensiones donde necesitamos más de 3 mil millones de dólares para resolver el problema de los pensionados de clase media que se empobrecieron  por causa de su jubilación”.

Por su parte, el presidente de la Comisión Constitución de la Cámara, Diputado Matías Walker agregó “Chile demanda, nos exige que nos pongamos de acuerdo. El descontento no es solo contra el Gobierno, sino que contra todas las instituciones democráticas. Nosotros vamos a sesionar todas las horas que sean necesarias. Como ustedes saben ya aprobamos en general 7 proyectos de reforma constitucional, entre ellas el proyecto de la Presidenta Bachelet, que convocaba a una Convención Constituyente, pero también otros seis proyectos de reforma que establecen plebiscito de entrada, plebiscito de salida que ya aprobamos en la comisión y eso es lo que nos permite convocar a concordar este mecanismo para que sean los ciudadanos los que determinen  quienes los va a representar en escribir el texto de la nueva constitución para Chile”.

“Si cada comisión del Congreso se comprometiese a trabajar transversalmente en las demandas que piden los ciudadanos: en materia de pensiones, de vivienda, en discapacidad, temas sociales creo que Chile podría avanzar mucho más rápido en estos acuerdos”, agrego la presidenta de la comisión de Gobierno e Interior y vicepresidenta de la DC, Diputada, Joanna Pérez.

¿Por qué Asamblea Constituyente?

“El Consejo Nacional del Partido acordó que el mejor mecanismo para poder elaborar una nueva Constitución es una Asamblea Constituyente, cuyos miembros tienen que ser elegidos democráticamente, por cierto, esto no puede ser una camisa de fuerza, en el entendido que tenemos que buscar acuerdos. Nosotros creemos que efectivamente ese es el mecanismo más adecuado. Esta no es sola una convicción que hemos alcanzado en el Consejo Nacional del Partido, sino que además lo hemos discutido durante un buen tiempo con nuestros equipos técnicos. Esto no fue algo que firmamos de una manera improvisada, sin discutirlo, sin debatirlo; esto representa una posición muy mayoritaria del Partido y nos permitió construir un acuerdo con la oposición y desde ahí conversar con Chile Vamos para lograr el acuerdo amplio para que este proceso llegue a término y no simplemente pueda quedar como una buena idea en el camino”, señaló Fuad Chahin.

Por su parte el abogado, Claudio Troncoso, miembro de la comisión Constitucional de la DC agregó “hay distintos modelos respecto de la elaboración de una nueva Constitución. Efectivamente la Asamblea Constituyente es uno de los modelos que se ha empleado en muchos países. No olvidemos que, en España, después de franquismo, convocó una Asamblea Constituyente que fue la que elaboro el texto constitucional de 1978 que rige hasta hoy a España; en Brasil el año 1988 después de la dictadura militar se llamó a una asamblea Constituyente, que es precisamente la que elaboro  el texto Constitucional que rige en ese país y con acuerdo de todas las fuerzas políticas; en Colombia, el año 1991, también hubo una experiencia de Asamblea Constituyente que fue exitosa en este sentido de establecer un texto que abarque a todas las fuerzas. Cuando se habla de una Asamblea Constituyente estableciendo solamente modelos muy criticados en el mundo esa no es la perspectiva que debiéramos abordar, sino que la perspectiva de otros casos en el mundo que son muy representativas y que tienen como objeto llegar a un texto consensuado, a un texto en que todos los chilenos nos podamos sentir representados”, finalizó