La Moneda busca desactivar acusación contra Cubillos a través de la DC y el partido deja a sus parlamentarios en libertad de acción

La acusación constitucional contra la ministra de Educación, Marcela Cubillos, debe ser aprobada con 78 votos. La oposición tiene 83 parlamentarios y, por eso, en el Ejecutivo apuestan a conseguir los votos de diputados del sector, específicamente de la Democracia Cristiana, que hasta hace poco estaban indecisos para hacer caer el libelo.

Desde la DC alzaron la voz y el jefe de los diputados DC, Gabriel Ascencio, envió ayer un video refiriéndose a la acusación constitucional contra la secretaria de Estado.

Según consigna El Mercurio, el parlamentario buscaba despejar el conflicto que se había generado el jueves al interior de la oposición, luego de que el asesor de la bancada PS, Gabriel de la Fuente, retirara el escrito minutos después de ingresarlo al Congreso, para luego volver a la oficina de partes y entregarlo nuevamente, media hora después.

Ascencio —uno de los firmantes del texto— había expresado su molestia por la situación al líder de la bancada socialista Manuel Monsalve, pero ayer, tras contactos entre ambos comités, el parlamentario DC señaló que “los temas de desprolijidad que pude haber detectado ya fueron superados”.

El parlamentario además defendió los argumentos del recurso que busca destituir a Cubillos por una serie de infracciones a la Constitución y las leyes que acusa la oposición.

Son varios los miembros de la bancada falangista que han expresado dudas respecto al libelo. Y es a ellos quienes La Moneda apuesta para conseguir los seis votos opositores en contra de la acusación que necesita para evitar la remoción de la ministra.

“Va a haber una posibilidad de que el Gobierno actúe sobre los votos DC”, admitió Ascencio según el matutino.
Sobre esto, el presidente de la DC, Fuad Chahin, resaltó que los diputados de su colectividad tendrán libertad a la hora de votar.

“En un derecho y a la vez un deber de los parlamentarios votar a conciencia, de acuerdo a sus convicciones”, dijo el líder DC, quien de todas formas realizó un gesto a la acción acusatoria del PS.
“Pude leer someramente el libelo, e indudablemente hay una mala gestión y hay hechos que se relatan que pueden constituir infracción de ley, no solo al principio de probidad, sino que también el dejar las leyes sin ejecución. También la infracción a la ley que resguarda los datos personales”, agregó. Su mensaje fue explicitado, horas más tarde, por el secretario nacional DC, David Morales, quien explicó que "como partido, hemos dejado esta decisión en manos de los propios parlamentarios de la bancada”.