40 horas: Democracia Cristiana buscará introducir nuevas indicaciones en la sala

Una reunión de trabajo sostendrá esta semana la DC con gremios de las pymes. La cita tiene como objetivo consensuar nuevas indicaciones al proyecto impulsado por la diputada Camila Vallejo (PC) -que busca rebajar la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales- y que fue despachado a sala ayer por la Comisión de Trabajo de la Cámara.

La decisión de presentar enmiendas adicionales a la que incorporará elementos de gradualidad al proyecto -acuerdo que fue clave para que el diputado integrante de la instancia Gabriel Silber (DC) aprobara la moción con el resto de la oposición- se zanjó ayer en un almuerzo entre el presidente del partido, Fuad Chahin, y sus diputados en la sede del Congreso en Valparaíso.
“Quiero destacar el rol del diputado Silber, quien logró incorporar gradualidad en cinco años para las pymes, estableciendo un umbral de 75 mil UF, el mismo que se fijó para la reforma tributaria.

Ese es un gran logro. Sin embargo, como DC creemos que todavía queda espacio para mejorar este proyecto, sobre todo en cómo se genera esa gradualidad; respecto de que efectivamente sean 40 horas y no sean menos, y sobre la necesidad de que exista una norma expresa en que queden excluidos los contratos especiales”, explicó Chahin.

En ese sentido, el timonel DC aseguró que para el partido es clave que el proyecto contemple “un justo equilibrio entre la aspiración legítima y necesaria de poder reducir la jornada laboral y, por otro lado, resguardar el empleo, fundamentalmente aquel que dan las empresas de menor tamaño”.

Y agregó: “Para la DC este es un proyecto que es necesario discutir. Y si se hacen bien las cosas y lo asociamos a gradualidad y productividad puede ser una oportunidad tanto para la empresa como para los trabajadores”.

En ese sentido, el jefe de bancada, Gabriel Ascencio, aseguró que buscarán concordar con la oposición las enmiendas. “Vamos a votar a favor la idea de legislar en la sala y luego respaldaremos en detalle el proyecto. Probablemente, hay espacio para mejorarlo, especialmente en temas de gradualidad y aclarar el tema de los contratos especiales”, señaló.

En caso de que se aprueben las indicaciones adicionales que busca incorporar la DC, la normativa deberá volver a la Comisión de Trabajo.
Con todo, desde la Cámara aseguran que en materia de plazos la iniciativa enfrentará un escenario incierto. Esto, porque en vista de las actuales urgencias del Ejecutivo el proyecto podría ser visto por la sala recién a mediados de octubre. Y en caso de que el gobierno active nuevas urgencias, ese plazo podría dilatarse aún más. Todo eso, sin contar la decisión de impugnar el proyecto ante el TC.